Escribe Conmigo – Bendita por los siglos de los siglos

Durante un mes y medio estaré posteando las historias que escriba dentro de mi grupo de escritura Escribe Conmigo. El desafio consiste en intercambiar escritos de lunes a viernes con un compañero que cambia cada semana. Este compañero te dará un devolución sobre el escrito, y tú a él. Los organizadores te proveen de un disparador que puedes usarlo o no. El del día de hoy fue: Bendita por los siglos de los siglos.


(Continuación)
Así sucedió. En un espectaculo que ojalá ustedes hayan podido ver, Marina recibió en su cuerpo las energías de los Oceanos, de los Mares, de los Ríos, de los Lagos, incluso de las aguas que corren por las tuberias. Fue un evento de unos cinco segundos como máximo,  pero ella y Alba los vivieron como si fuesen unas 30 horas. Cansa manejar las energías, y más de las revoltosas aguas.
Cuando al fin Alba y Marina colocaron de nuevos sus dedos de los pies suavemente en el suelo. Ambas abrieron los ojos y pudieron mirarse la una a la otro. Alba los abrió mucho más. Se dio cuenta de un efecto colateral de ser la portadora de la energía de los mares: ahora el cabello de Marina era azul profundo, por decirlo sutilmente.
Marina se sentía con una fuerza única. Y sin poderlo controlar todo los recuerdos vinieron a ella. Sintió con una tristeza infinita. Algo dentro de ella le decía que más nunca vería a sus padres ni a sus hermanos, y causarle tristeza a ellos la hacia sentir muy culpable. Además ellas les amaba. Recordaba…y recordar es un verbo triste.
Alba tratando de animarla le informó que ella debía velar por el bienestar de los oceanos y en general por todos los cuerpos de agua, y todos sus organismos vivos. Estaba tratando de distraerla, por su aventira principal ahora sería la de salvar el planeta junto con sus otros “colegas” (como les decía Alba en broma).
Le dijo que eran tiempos dificil ya que la contaminación estaba alterando los estados de ánimo de todas las aguas. Las estaba volviendo un poco bipolares, y traicioneras.
Ella sería perfecta para ello.
Ambas fueron camino al Oceano. Allí, Marina, podría sentirse plena, y entender…si es que no es demasiado.
(No parece un final, pero es el final)

Foto por

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s